Feeds:
Entradas
Comentarios

     

 Mi prima lo mandó desde Cumaná… Pasó un tiempo en Caracas en su bolsa negra y otro tiempo más en Quibor, ya de eso hará un año más o menos. Tiene algunos meses en su sitio definitivo y aunque aun no tiene el metro de altura ya está floreado! El clima de Lara le gustó.

El jobo enano, Spondias cytherea o Spondias dulcis, es una planta tropical de la familia de los mangos,  crece como metro y medio y produce frutos muy rápido. Es tan pequeñito que puede sembrarse en porrones y materos, y muy lindo.

La fruta es entre ácida y dulce (como una mezcla de mango y piña) y se come directamente o en mermejadas, jaleas, conservas, jugos, curry, chutney, etc 

Tomatillos

  
Me gusta la salsa verde de los mexicanos. Gracias a mi amiga Marlene aprendí a hacer Chilaquiles y los extraño a muerte! El único ingrediente que no consigo en Venezuela… El tomatillo

Bellísimo, viene con envoltorio natural y junto a los jalapeños, la cebolla y el cilantro es parte de la salsa verde, base de muchos platos mexicanos.

Mi papá me trajo unas semillas de Cancún, no sabía si nacerían o producirían frutos, resulta que se dan buenisimo y salvo una plaga fastidiosa que hay que controlar no llevan mayor trabajo. Pronto estaré cosechando!  

Quinchoncho

  De esas leguminosas que en Venezuela,  a menos vivas en el campo casi no se consume… No se ve en los menú de los restaurantes y aunque es ingredientes de platos típicos y populares en latinoamérica acá poco se utiliza.

Mi abuelo que era de Trujillo tenía su quinchonchal en Caracas, recuerdo a mi abuela desconchándolos para luego hacer una sopa que a mi que no me gustaban los granos me parecía terrible.

En Quibor lo aprendí a comer, verde al vapor con sal son muy parecido a los edamames japoneses y es como más me gustan, secos se preparan como cualquier grano y también son ricos. Full proteína vegetal (21% seco y 8% verde) y un buen sustituto ahora que las caraotas están caras y escasas. Además no cae pesado como otros granos. 

Entre las siembras tengo unas cuantas matas, son de muy bajo mantenimiento, un poco de agua de vez en cuando y crecen solas.

A mis amigos cocineros, echenle una visteada al quinchoncho…  Tiene potencial! 

Neem o nin

  
Por acá hay millones, en todos lados la siembran porque funciona muy bien sin agua. 

Y en esta época de escasez es muy bueno que la hayan sembrado en cantidad, puesto que los venenos están escasos y es una solución efectiva y ecológica.

Yo lo uso para espantar la plaga esa blanca y fastidiosa que le cae acá a las plantas por cantidades y las deja en la nada. La preparación es sencilla:

5 kilos de hojas y semillas de neem se colocan en 50 litros de agua y se deja macerar por 3 días, tapado y a la sombra.

Si se va a usar para preparar la tierra o el abono (eliminando hongos, huevos, mala hierba, semillas indeseadas) se mezcla 2 partes de jugo de neem por 8 partes de agua y se asperja sobre la tierra, se tapa con un plástico negro y se deja por 14 días tapado.

Si se va a usar como fumigación en las plantas se diluye 1 parte de jugo de neem por 12 de agua y se asperja sobre las plantas. Lo ideal es hacerlo al final de la tarde puesto que el producto es fotosensible y pierde fuerza con el sol.

El arbolito es simpático, se da muy fácil y no necesita mayores cuidados. El jugo huele bastante fuerte, como a cebolla podrida, pero es efectivo y menos tóxico que los venenos comerciales. 

También sirve para espantar zancudos, piojos, pulgas y garrapatas en humanos y animales. Para esto es mejor machacar las hojas y mezclarlo con alcohol absoluto. 

  
¿Qué se hace cuando tienes tierras muy fértiles y el agua escasea? Eso ocurre en esta zona, catalogadas de las más fértiles de Venezuela. Desde tiempos indígenas acá existe algo que se conoce como Juez del agua, quien es el encargado de decidir a que agricultores les corresponde el agua del día. Es quien abre y cierra el chorro.

Frente a mi casa hay un buco (sanja por donde pasa el agua), el caudal cuando abren el chorro es impresionante, arrastra cualquier cosa en su camino. Ese buco se conecta a otro más grande que baja por la carretera desde la montaña. El agua que pasa frente a mi casa llena las diferentes lagunas de los agricultores cercanos, que a su vez riegan por medio de surcos las siembras. Usan bolsas plásticas y varas de madera para redireccionar el agua a los diferentes surcos.

El sistema de riego acá tiene las bases en el sistema de distribución de aguas indigena, que luego ha sido perfeccionado por los canarios que llegaron al Valle de Quibor. Es el sistema de riego más antiguo que existe en Venezuela. 

  
Me gusta la caña de azúcar, mucho… Tanto que fue de las primeras plantas que incorporé en los planos iniciales de la microfinca. También fue de las primeras plantas que aparecieron por acá. Me la trajeron los niñitos de la zona.

Ahora tengo varios tallos con “hijos” y la verdad es que es tan sencillo sembrarla que no entiendo como no está en todos los patios.

Lo importante es sembrar el tronco de la caña (cualquiera, la que venden en el mercado sirve) de manera inclinada, casi paralelo al suelo. Despues de esto solo regarla y esperar a que enraice y aparezcan los brotes. También hay quienes entierran el tronco completamente (de forma horizontal)

Por cierto, se puede cultivar en macetas, las raices no son muy profundas. 

Rastrojo

De las palabras nuevas que he aprendido por acá… Según wikipedia es es el conjunto de restos de tallos y hojas que quedan en el terreno tras cortar un cultivo.

Acá se aplica más que nada a la cebolla, y se le dice a las cebollas pequeñitas que no se llevan para la venta y que las personas de la localidad recogen para su consumo o para la venta local.

Ayer cosecharon, hoy fui con los niñitos a recoger el rastrojo… Aquí las fotos:

   
    
 

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 316 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: